helado

La máquina de helado según el giro de tu negocio

Al momento de querer abrir nuestro propio negocio, la principal meta u objetivo es alcanzar las ventas necesarias para obtener un retorno de inversión en el menor tiempo posible. La pregunta es, ¿podrías responder satisfactoriamente las necesidades de tus clientes potenciales con tus productos así como satisfacer de manera correcta la demanda que podrías generar?

Es importante escoger los sabores que sientas te puedan funcionar, así como los complementos que servirán para darle a tu producto tu sello característico como marca, pero ojo, no puedes dejar pasar ni restarle importancia a la o las máquinas que serán las encargadas de procesar tu delicia llamada helado. Para esto, primero debemos conocerlas, además de su funcionamiento.

Máquinas de helado: Su funcionamiento.

Las máquinas para hacer helados funcionan con un sistema de refrigeración eléctrico que congela la mezcla que se coloca en su interior. Al introducir los ingredientes, se comienza a revolver gracias a los batidores del equipo. La circulación constante le proporciona el aire necesario a la mezcla, por lo que su volumen aumenta y le brinda esa textura suave característica. Una vez que se encuentra listo y congelado, el helado se transporta por las válvulas que llegan al cabezal donde se sirve suave y firme.

Tipos de helado

Existen 2 tipos de helado: Suave y duro. Los helados suaves necesitan que la máquina donde se están procesando, les inyecte una mayor cantidad de aire. En caso contrario, el helado duro, requiere una cantidad menor de aire para lograr una consistencia más firme.

Piso o mostrador

Si cuentas con una pequeña cafetería o restaurante y sólo quieres agregar al menú los helados, la de mostrador te ofrece pocos conos en corto tiempo. Al contrario de las de piso, que te ofrecen mayor capacidad para responder rápidamente a una demanda mayor de producto en corto tiempo.

Si lo tuyo es un volumen más alto de ventas, debes conocer las funciones que las diferentes máquinas de helados te brindan, así como la cantidad de conos por minuto que producen, por ejemplo, las máquinas que producen de 3 a 4 conos por minutos se consideran de bajo volumen. Las que producen de cinco a siete se les conoce como volumen medio, pero si es capaz de generar ocho conos o más por minuto es considerada de volumen alto.

Dependiendo de esta comparativa, puedes elegir la máquina que más te convenga, siendo importante que conozcas las necesidades con las que cuenta tu negocio, el volumen de ventas que puedas tener, y la forma de servir, recuerda que lo que diferencia a un producto de otro, es lo que va más allá del producto mismo, nos referimos al proceso completo.

 ¿Uno o más sabores?

Por supuesto que dos son mejor que uno ( o tres, cuatro, cinco, seis, jajaja). No es lo mismo ofrecer un sólo sabor que varios en un sólo cono. Si uno de tus objetivos es que tu helado sea tu producto estrella, debes buscar que este resalte y llame la atención de todos. Existen máquinas que cuentan con un solo dispensador o máquinas con dos o más que son capaces de combinarlos.

Así que ya lo sabes, ya sea que necesites una máquina de bajo volumen, medio o alto, dependiendo de tus necesidades, nosotros podemos brindarte la asesoría necesaria para que tu compra sea una compra inteligente y te ayude a generar ese retorno de inversión que buscas y te deje ganancias.

Puedes dar clic aquí para conocer el catálogo de máquinas que te ofrecemos, y también puedes seguirnos en Facebook: Freddo México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *